Claves para Educar a un Bebé Rebelde

318
Claves para Educar a un Bebé Rebelde
Via Pinterest Nam Parnrawee

Mi experiencia personal

En este post además de las claves para educar a un bebé rebelde voy a contar mi experiencia.

Mi hija pequeña es una niña con mucho carácter. Según su pediatra, hay niños que les gusta dominar la situación y para ello utilizan la comida, el sueño, las pataletas, etc.

Mi hija utilizaba todo, no comía bien, no dormía si no era conmigo, tenía mucho genio y un carácter irritable.

Opinión del pediatra

El caso es que yo estaba agotada y un día en la consulta de su pediatra me derrumbé y llorando le expliqué como era el día a día con la niña.

Ella me explicó que mi hija estaba dominando la situación, que hay niños que lo hacen y otros no y que eso era perjudicial para ella y para el resto de la familia.

  • Para ella, porque no comía. No estaba bien alimentada y porque no dormía. Todo eso hacía que ella estuviera muy irritable.
  • Para el resto de la familia, porque estábamos todos tensos y agotados.

Afrontar los problemas

El problema era mi permisividad con ella, al ser tan pequeña y ser mi bebé yo era incapaz de ponerle límites y educarle.

Además me sentía tan agotada, que pensar en ponerme firme con ella y enseñarle a comer lo que yo le ofrecía y dormir en su cuna toda la noche…pufffff, no podía.

LA PEDIATRA DE LA NIÑA ME RECOMENDÓ QUE EMPEZARA A COGER LAS RIENDAS DE LA SITUACIÓN PERO QUE ANTES COGIERA FUERZAS PORQUE EDUCAR A UN BEBÉ rebelde AGOTA, Y MUCHO.

La solución

Hice lo que la pediatra me recomendó, me armé de valor y empecé a educar a mi hija, lo pasamos mal unos días pero cuando la niña empezó a dormir toda la noche en su cama y a comer de manera ordenada, la niña cambió radicalmente.

Estaba más pausada, más contenta, reía más, no tenía tantas pataletas, fue como descubrir a una niña nueva.

El resto de la familia, os podéis imaginar, fue maravilloso porque a partir de entonces todos nos sentíamos mejor, podíamos dormir, podíamos comer juntos sin pataletas y sentimos como llegaba la armonía a nuestro hogar.

Hacía falta que mamá y papá se pusieran en su sitio y educaran y marcara las pautas a la bebé.

10 Claves para Educar a un Bebé Rebelde

Comprende la forma de ser de tu bebé y edúcale en función de esto.

Si tienes más hijos, puede que lo que hiciste con el primero no te sirva para educar al segundo. Tienes que adaptar tu forma de educar a la forma de ser de cada uno.

Educa con el ejemplo.

Los niños desde bebés nos imitan, yo lo había oído pero cuando tuve hijos me sorprendió como imitan las conductas de los padres y lo temprano que empiezan a imitar.

Comunicación, diálogo, comprensión.

Habla mucho a tu hijo, explícale cosas, no quiere decir que le des explicaciones de tus actos sino que le expliques como y porqué suceden las cosas. Cuéntale cuentos, anímale a que te los cuente él a tí y cuando te hable, mírale a los ojos y escúchale pacientemente.

Límites y disciplina, sin amenazas.

Las normas tienen que ser claras e ir acompañadas de explicaciones lógicas, deben saber las consecuencias de no cumplir las normas que no son negociables.

Dejarle experimentar aunque se equivoque.

Siempre que no se vaya a hacer daño o provocar un desastre déjale que explore el mundo y se equivoque, esa es la manera de aprender muchas cosas.

No comparar ni descalificar al niño. 

Cuidado con esto, le puedes crear inseguridades y complejos y en lugar de ayudarle a mejorar le estarás bloqueando.

Habla con otros padres y comparte experiencias.

Busca la compañía de otros padres que tengan hijos de la misma edad que el tuyo y que sean personas honestas y sinceras para compartir experiencias. Evita hacer esto con los padres que tienen (según ellos) hijos perfectos que nunca hacen nada mal y siempre son mejores que los de los demás.

Pide perdón y reconoce tus propias equivocaciones.

Cuando interpretes mal a tu hijo o te equivoques con él pídele perdón, esa es la mejor manera de enseñar a tu hijo sinceridad y honestidad.

Cuando tu hijo haga cosas buenas y muestre avances en su aprendizaje.

Prémiale con cariño, reconocimiento y ánimo.

No pretendas ser amigo de tu hijo.

Eres su padre o madres y eso implica que debes poner límites a sus comportamientos y acciones. Un buen padres no es aquel que cede en todo y no enseña. Es más fácil ser bueno que justo por eso es tan difícil educar.

Espero que te ayude este post: Claves para Educar a un Bebé Rebelde. Si te ha gustado deja un comentario y comparte en tus redes sociales.

Te puede interesar:

6 Curiosidades sobre Bebés que No te Imaginas

9 Meses de Embarazo en 4 Minutos

Fuente: serpadres.es

Imagen: Pinterest Nam Parnrawee